Buscar

 

 

CÓMO CONTROLAR LA IRA EN EL TRABAJO 

 

¿Te ha sucedido que estando en tu jornada laboral, transcurriendo todo normal, y de pronto algún compañero de trabajo ha realizado algo que te ha enojado y de pronto sientes como esa emoción recorre tu cuerpo,  sientes que se entorpecen tus sentidos y hace fluir rápidamente la sangre a tu cabeza, luego  se te nubla la mente y tu corazón parece reventar en tu pecho y de forma instantánea aparecen pensamientos incoherentes y violentos? Si te ha sucedido, no te preocupes te voy a dar la fórmula para que logres controlar la ira en tu sitio de trabajo.

 

La buena noticia es que se puede controlar de forma hábil, para ello debemos recordar:

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

Aristóteles”   

 

 

 

No se trata de impedir, ni de reprimir una manifestación natural de los seres humanos, que es enfadarse, lo que busco direccionar ese torrente de energía y evitar grandes consecuencias.    

Te propongo pequeñas estrategias para un control efectivo:

  1. No te apresures en dar respuesta inmediata: Regálate algunos Minutos, respira profundamente inhala y exhala aire. La mayoría de las personas que sucumben a un ataque de ira son seres ansiosos que no se toman el tiempo necesario para pensar dos veces antes de actuar, por eso, te invito a adoptar la sana costumbre de contar hasta 30 antes de contestarle a alguien que logró sacarte de tus casillas, esta estrategia es una buena manera de comenzar a modificar tu conducta.
  2. No te reprimas: Regalarte algunos minutos, según el paso anterior, no significa que te vas a reprimir, al contrario lo que se busca es un mejor momento, una mejor oportunidad de tratar de forma adecuada aquello que te hizo enojar, es decir, dialogar con tu compañero de trabajo lo acontecido y trazar una estrategia para que no vuelva a suceder.
  3. Cuestiona lo sucedido: Formúlate la siguiente interrogante ¿Qué evidencias hay que lo sucedido es verdaderamente lo que percibiste? Ejemplo: ¿Será que mi compañero de trabajo me miró mal porque me quiere hacer daño, quiere que fracase? ¿Será que mi jefe me ignoró en la mañana, es verdad me va a despedir? Cuestiona esas situaciones ¿Qué evidencias tienes? Entonces, espera una mejor oportunidad para averiguar lo que realmente sucedió con tu compañero y/o con tu jefe.
  4. Busca la oportunidad: Luego que hayas encontrado un poco de calma, poseas control total de tus emociones, ubica una oportunidad para averiguar lo que sucedió y realizas preguntas asertivas a tus compañeros de trabajo y/o jefe sobre la situación.

 “Si te enfadas, piensa en las consecuencias”.

Confucio.

Es por ello que te invito a practicar estas estrategias y te aseguro que marcharás rumbo al éxito y tu tren nunca se descarrilará  ¡Qué espera!

 

Fuente: Manuel García 

 

Ir Arriba

pie de pagina

Fundación Iberoamericana de Altos Estudios Profesionales (FIAEP). Avenida Country Club, cruce con calle San Carlos, Centro Comercial Gold Country, Piso 4, Oficina D-005. Barcelona estado Anzoátegui. Tel. (58) 0281-275.04.13 / 423.11.08   Cel. (58) 0424-8190562. Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.