Buscar

 

 

LAS CRÍTICAS EN EL TRABAJO

 

¿Algún compañero de trabajo ha realizado algo malo, te urge que esa persona rectifique, pero te da miedo que él o ella tome mal la crítica? ¿La última vez que intentaste hacer una crítica la persona terminó enojada contigo?

 

Las críticas corroen las relaciones humanas, cuando se critica a alguien de forma poco hábil socialmente, se abren las compuertas del rencor y por último de la venganza.

 

¿Pero cómo puedes hacer que una persona, quien está obrando de forma, incorrecta rectifique sus actos, sin que se sienta criticado?

Simple con una observación asertiva de sus acciones.

 

¿Cómo se puede aplicar de forma hábil socialmente una crítica constructiva u observación asertiva?
Primero refuerza lo positivo: Al momento de realizar la crítica constructiva u observación asertiva te recomiendo que inicialmente señales lo que la persona hace bien, posteriormente abordas lo que no hace bien, y en ese momento le sugieres una fórmula de cómo podría mejorarlo. La idea es que esa persona sepa que realiza muchas actividades de forma positiva, y que solamente tiene ese detalle que mejorar, recuerda primero lo positivo y luego lo que pudiera mejorar.

 

Evita el sarcasmo y/o el desprecio:
La reacción natural de la otra persona es tomar una posición de defensa, e inmediatamente se bloqueará a cualquier cambio de conducta que se pretenda hacer. La idea es generar un cambio positivo en el individuo, pero sí se usa el sarcasmo o peor aún el desprecio, observarás como se coloca en posición de combate.

 

Dosifícalas:
Procura realizar críticas constructivas u observación asertiva cuando realmente corresponda, no te conviertas en un criticón de profesión, no se trata de criticar por criticar, lo que se busca es generar cambios positivos en la organización, pero si estás siempre en modo “Criticón” pierde el efecto, su esencia.

 

 

Siempre en privado, nunca en público:
Son verdaderamente eficiente cara a cara y en privado. Una crítica en público, por muy bien intencionada que sea puede ser entendida como una humillación o un cuestionamiento del mérito de la persona criticada.

 

Sé empático:
Comprende el verdadero impacto que produce la crítica y la forma de expresarla, busca empatizar con el otro individuo, que él o ella sepa que comprendes su situación, que no eres un descorazonado u antipático, que sepa que lo haces por su bienestar. Las personas poco empáticas suelen proporcionar.

 

 

No te impongas:
No intentes imponer tu punto de vista, recuerda que tú crítica no deja de ser tu opinión, y tienes derecho a expresarla, de forma asertiva, pero la otra persona también tiene derecho a seguir tus consejos o no, es por ello que procura que la persona no sienta que la estás oprimiendo, al contrario es por su bienestar. Es por ello que te invito a practicar estas estrategias y te aseguro que marcharás rumbo al éxito y tu tren nunca se descarrilará.

 

¡Qué espera!

 

Fuente: Manuel García 

Ir Arriba

pie de pagina

Fundación Iberoamericana de Altos Estudios Profesionales (FIAEP). Avenida Country Club, cruce con calle San Carlos, Centro Comercial Gold Country, Piso 4, Oficina D-005. Barcelona estado Anzoátegui. Tel. (58) 0281-275.04.13 / 423.11.08   Cel. (58) 0424-8190562. Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.